Portal de Sostenibilidad - Aerotermia: qué es y cómo funciona esta energía renovable


Aerotermia: qué es y cómo funciona esta energía renovable

Qué es y para qué sirve la aerotermia

¿Te gustaría ahorrar en tu factura de la luz y al mismo tiempo cuidar el medioambiente? 

Muchas empresas buscan soluciones sostenibles, pero a menudo se enfrentan a la dificultad de encontrar opciones eficientes y respetuosas.  

De ahí que la aerotermia surge como una solución revolucionaria, aprovechando el poder del aire para brindarte calor en invierno y frescura en verano, todo mientras reduces tu huella ecológica. 

Si quieres saber más sobre la energía renovable que puede mejorar tu confort y tu economía, sigue leyendo este artículo.  

¿Qué es y para qué sirve la aerotermia? 

Es una tecnología que utiliza la energía térmica presente en el aire exterior para su aprovechamiento en sistemas de calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria en edificaciones.  

Algunas de las funciones y beneficios son las siguientes:  

  • Calefacción. Puede extraer el calor presente en el aire exterior incluso en temperaturas muy bajas. El mismo se utiliza para calentar el agua que circula a través de sistemas de calefacción radiante, radiadores o fan coils, proporcionando servicio a los espacios interiores.
  • Refrigeración. Al contrario de la calefacción, la aerotermia también se usa para enfriar espacios mediante sistemas de bomba de calor reversible. Puede extraer el calor del interior y liberarlo, proporcionando un modo de refrigeración eficiente.
  • Agua caliente sanitaria (ACS). Es empleada para calentar el agua destinada al consumo como la utilizada en duchas, lavabos y otros puntos. Esto contribuye a la eficiencia energética y a la reducción de emisiones de gases contaminantes.
  • Sostenibilidad. Al aprovechar la energía térmica presente en el aire, la alternativa se considera una fuente renovable y sostenible. No depende de combustibles fósiles y, por lo tanto, ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a disminuir la dependencia de recursos no renovables.
  • Eficiencia energética. Los sistemas suelen ser eficientes energéticamente, ya que aprovechan la energía térmica del aire exterior en lugar de generarla mediante la quema de combustibles.  

¿Cómo funciona la aerotermia en una empresa? 

En el corazón de una empresa se encuentra la bomba de calor, el componente clave que permite aprovechar la energía presente en el aire exterior.  

Su funcionamiento lo podemos explicar de forma sencilla con los siguientes pasos: 

  1. En modo calefacción, la bomba extrae el calor del aire exterior mediante un evaporador, que es una bobina por la que circula el refrigerante en estado líquido. Al entrar en contacto con el aire, se diluye. 
  2. El vapor de refrigerante pasa a un compresor, que aumenta su temperatura y presión, convirtiéndolo en un gas caliente. 
  3. Después pasa por un condensador, que es otra bobina por la que circula un fluido, que puede ser agua o aire, según el tipo de instalación. Al ceder el calor al fluido, el refrigerante se condensa y vuelve a estado líquido, liberando el calor sensible. 
  4. En este caso, se distribuye por la empresa mediante un sistema de radiadores, suelo radiante, fancoils o aire acondicionado, que son unidades interiores que emiten calor o frío por convección. 
  5. El refrigerante líquido pasa por una válvula de expansión, que reduce su presión y temperatura, y vuelve al evaporador, cerrando el proceso. 
  6. En modo refrigeración, el ciclo se invierte, y la bomba de calor extrae el calor del interior de la empresa y lo expulsa al exterior, enfriando el ambiente.  

¿Cuánto se paga de luz con la aerotermia? 

Para entender cuánto se paga de luz con la aerotermia, hay que tener en cuenta dos factores: el consumo y el precio. 

 El primer aspecto depende de la potencia y el rendimiento del equipo de aerotermia, así como de las necesidades térmicas de la empresa. El segundo punto depende de la tarifa eléctrica que se contrate y de las horas de uso del equipo. 

El consumo de la aerotermia se mide en kWh, que es la unidad de energía. Un equipo que emplea 1 kWh de electricidad por cada 4 kWh de calor o frío que genera, lo que significa que solo se paga el 25% de la energía que se utiliza. 

El otro 75% se obtiene gratis del aire. Por ejemplo, si una empresa necesita 10.000 kWh de energía térmica al año, con la alternativa solo consumiría 2.500 kWh de electricidad. 

Asimismo, el precio de la electricidad se mide en €/kWh, que es la unidad de coste. El cual varía según la tarifa que se elija, que puede ser fija, variable o con discriminación horaria.  

La fija tiene un precio único durante todo el año, la variable cambia cada hora según la oferta y la demanda, y con discriminación horaria tiene dos o tres montos diferentes de acuerdo con la franja horaria.

Entonces, si una empresa invierte 2.500 kWh de electricidad al año con la aerotermia y tiene una tarifa fija de 0,15 €/kWh, se pagaría 375 € al año de luz. 

Sin embargo, el ahorro no solo depende del consumo y del precio, sino también de la eficiencia del sistema o COP que indica cuánta energía térmica se produce por cada kWh de electricidad.  

Es decir, mientras mayor sea el COP, más alta será la eficiencia y menor será el consumo. 

Aerotermia o Gas Natural 

La aerotermia y el gas natural son dos sistemas de climatización que pueden proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria a tu hogar o empresa. Sin embargo, tienen algunas diferencias importantes que conviene conocer antes de elegir uno u otro: 

  • La aerotermia aprovecha hasta un 75% de energía gratuita del aire, lo que la convierte en una opción respetuosa con el medioambiente y económica a largo plazo.
  • Puede utilizarse tanto para calefacción como para refrigeración, adaptándose a las necesidades de cada estación del año.
  • Al no depender de combustibles fósiles, la aerotermia reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • La instalación suele ser sencilla, y al no haber combustión interna, se reducen los riesgos y costos de mantenimiento. 

Por otro lado, el gas natural es una fuente de energía que ha sido ampliamente utilizada para la calefacción y cocina. Se trata de un combustible fósil compuesto principalmente por metano. Su popularidad se debe a su disponibilidad y disponibilidad en la generación de calor. 

Entre sus ventajas están que la combustión del gas natural es eficiente y proporciona un calor uniforme. 

  • A diferencia de algunas fuentes de energía renovable, el suministro es constante y no depende de factores climáticos.
  • En muchos lugares, la red de distribución ya está establecida, facilitando su acceso y uso. 

Así que la elección entre aerotermia y gas natural dependerá de las necesidades específicas de cada empresa. 

Por eso es importante evaluar factores como la ubicación, el clima, y las preferencias individuales al tomar la decisión sobre el sistema de calefacción y refrigeración más adecuado. 

En conclusión, la aerotermia no solo calienta y enfría tu oficina de manera eficiente, sino que también contribuye a la reducción de emisiones y a la preservación de nuestros recursos naturales. 

Ahora que sabes el potencial, ¿por qué no dar el paso hacia una empresa más verde? Comparte este conocimiento con amigos y familiares, inspirémoslos juntos a adoptarla y a contribuir al bienestar de nuestro planeta. 

Este artículo se ha realizado en el marco de la Resolución de IVACE de concesión de una subvención al Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana, para el fomento de la Sostenibilidad y Desarrollo Sostenible en el año 2024.

Comparte en tus redes sociales:

¿Eres un patrocinador de soluciones de sostenibilidad y quieres aparecer en este portal?

¿Eres una empresa y no encuentras lo que estás buscando?


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe cada dos semanas todas las novedades sobre sostenibilidad empresarial.

PATROCINADORES

BANCO SABADELL
ECOEMBES
ÉTICA SOSTENIBILIDAD
StartGo Connection
AENOR
AIDIMME
AUREN
BIOFOOD NETWORK
CAIXA POPULAR
CARBON NEUTRAL +
COORDINA
CUBIERTA SOLAR
ENCICLE
ESTRATEGIA Y DIRECCIÓN
GAIA GREEN TECH
GÉMINIS TOOLS
GIRSA (Gestión Integral de Residuos Sólidos)
GRUPO INTERZERO
IBERDROLA
IMEDES
INTERCONTROL LEVANTE
ITE (Instituto Tecnológico de la Energía)
JOSE CARLOS FERRER
KREAB
MASUNO SOLUCIONES S.L.
MEUS
MOVEA CONSULTING
UNITE
VRP ELECTRIC

COLABORADORES

AIMPLAS Instituto Tecnológico del Plástico
AINIA
AMUFOR
ASINDOWN
Asociación para la Economía del Bien Común (EBCONNECTA)
ASUCOVA
BME
CÁTEDRA BETELGEUX CHRISTEYNS – UCV
CÁTEDRA DE EMPRESA Y HUMANISMO (CEiH)
CE/R+S (Club de Empresas Responsables y Sostenibles)
CEAR – Comisión Española de Ayuda al Refugiado
CLIMATE STRATEGY & PARTNERS
CLUB DE EXCELENCIA EN SOSTENIBILIDAD
COCINA CIRCULAR BY FOOD AND FUN
COCIRCULAR – De Residuos a Oportunidades
CRUZ ROJA
ECOVIDRIO
FEBF
Felidarity
FEMEVAL
FEVAMA
FORÉTICA
FUNDACIÓN GLOBAL NATURE
Fundación Investigación e Innovación para el Desarrollo Social (FIIDS)
FUNDACIÓN NOVATERRA
HEURA GESTIÓ AMBIENTAL
IDAI NATURE
ITENE CENTRO TECNOLÓGICO
MY ENERGY MAP
PACTO MUNDIAL RED ESPAÑOLA
PROYECTOS EXTRAORDINARIOS
Q’OMER BIOACTIVE
QUIMACOVA
REDIT
SIEA
SUNREUSE ASSOCIATION
UNICEF
ZUBI LABS