Portal de Sostenibilidad - La Responsabilidad Social Corporativa de un vistazo: qué es y por qué es importante en tu compañía


La Responsabilidad Social Corporativa de un vistazo: qué es y por qué es importante en tu compañía

La Responsabilidad Social Corporativa o RSC es un concepto que lleva décadas siendo clave en las grandes empresas. Sin embargo, desde hace varios lustros se ha incorporado en el panorama de pymes, startups, e incluso los autónomos en los últimos años buscan a través de esos valores una diferenciación sustancial de su competencia.

¿Qué es RSC o Responsabilidad Social Corporativa?

 Al ser un término que engloba tantas cuestiones es habitual la duda relacionada con qué es y qué no es, y por eso en este artículo de hoy queremos hacer un repaso por las cuestiones más básicas y dar las claves para que los empresarios que todavía no han incorporado un plan concreto con el que regirse en sus compañías.

La multitud de definiciones y cuestiones que engloba la RSC complican su comprensión. De hecho, se trata de un concepto transversal que abarca diferentes ámbitos de la gestión de la empresa que generalmente se relacionan con:

Derechos humanos. En cuanto a valores fundamentales que no solamente las leyes, sino que la propia sociedad pretende defender y ensalzar.

Prácticas de trabajo y empleo. En las que los trabajadores no solamente tengan garantizados sus derechos básicos, sino que puedan obtener ciertos beneficios y se sientan realizados en la empresa.

Protección de la salud. Tanto a nivel interno, como externo de la compañía. Puede estar relacionado con el producto o servicio que vende, o puede ser un concepto general a perseguir.

Cuestiones medioambientales. Compromisos con la reducción de residuos, un nuevo modelo de producción y también la promoción de una nueva manera de consumir.

Intereses de los consumidores. Tanto los que tienen que ver con las regulaciones que ya existen como los que todavía son una necesidad que no se ha convertido en una realidad.

De esas ideas tan generales, luego se crean conceptos más concretos adaptados a la dinámica de la empresa y del propio lugar donde radica. Y con esta tesis sobre la mesa, podríamos concluir sobre el término RSC que en realidad es una manera de dirigir las compañías. Una en la que la gestión del impacto de la actividad en el interior y exterior es clave.

Clientes y comunidades locales, empleados y accionistas, medioambiente y sobre la sociedad en general son el núcleo de la RSC.

¿Por qué es importante que tu compañía diseñe y se comprometa con la Responsabilidad Social Corporativa?

A principios de la década de 1990, la globalización prometía un futuro lleno de buenos augurios. Se suponía  que todos saldrían ganando, tanto los países desarrollados como los países en vías de desarrollo.

Parecía que la globalización produciría un desarrollo sin precedentes a escala mundial pero todas esas expectativas se han ido diluyendo al producirse grandes desequilibrios tanto entre los países como dentro de ellos.

La globalización ha favorecido:

  • El aumento del poder de la empresa en detrimento de los Estados

  • La disminución en derechos para atraer la inversión directa extranjera

  • Los procesos de deslocalización

  • Los procesos de deslocalización

  • La privatización de servicios básicos

Todo este contexto expuesto, ha favorecido el auge del debate sobre la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), como herramienta que sirva para aminorar el impacto negativo de las empresas en general y de las multinacionales en particular, sobre los derechos sociales, laborales, el medioambiente y en definitiva, sobre los Derechos Humanos.

Requisitos para el diseño de una RSC realmente operativa

Todavía son muchas las pequeñas empresas, pymes y startups que se plantean si realmente los planes de Responsabilidad Social Corporativa son para ellos.

Tras el análisis previo, es probable que muchas de esas dudas se hayan disipado; sin embargo, lo que tiene que ver con la implementación es quizás lo que perdure.

Desde nuestra iniciativa podemos ofrecerte algunas pautas básicas que seguramente te ayudarán a mantener el foco, ya que muchos de los ejemplos que existen se adaptan únicamente a la gran empresa y eso puede ser desconcertante:

Pensar en la actividad de la empresa. Olvidar que la Responsabilidad Social Corporativa no deja de ser un modo de gestionar la compañía es algo bastante común en el mundo de las pymes. Casi todos los ejemplos son de grandes sociedades, y muchas de ellas de sectores que deben trabajar mucho la concienciación social. Por ello, aunque lo de pensar en grande sea algo que siempre se valora como positivo, en este caso, el refrán que mejor se ajusta es “pensar con los pies en la tierra”. Es más fácil seguir avanzando hacia ese gran objetivo desde un estadio ya activo, que hacerlo sin pasar a la acción desde uno inicial.

Vocación de permanencia. La RSC es algo que debe permanecer. No sirve de nada comprometerse con algunos aspectos hoy y pasar a otra cosa mañana. Considerando que los cambios que se plantean requieren tiempo, que el modo de gestión necesita un período de adaptación y que probablemente muchos objetivos haya que modificarlos por el camino, hay que estar convencido de este planteamiento a largo plazo. Es más, sería más conveniente hablar de un cambio definitivo, que no tiene vuelta atrás.

Compromiso de la alta dirección. Es fundamental que la dirección de la empresa se comprometa en la práctica con la ejecución. De nada sirven los planteamientos teóricos si no se plantean acciones y presupuestos específicos para las mismas.

La mejor decisión que puedes tomar para empezar a gestionar tu compañía desde la RSC, ya sea a nivel económico, social o medioambiental, es consultar con especialistas. Generalmente, hay empresas que ofrecen asesoramiento e implementación inicial, así como planes de seguimiento que pueden convertirse en el equipo de expertos externo que te ayude en esos primeros pasos.

Comparte en tus redes sociales:

¿Eres un patrocinador de soluciones de sostenibilidad y quieres aparecer en este portal?

¿Eres una empresa y no encuentras lo que estás buscando?


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe cada dos semanas todas las novedades sobre sostenibilidad empresarial.

PATROCINADORES

BANCO SABADELL
ECOEMBES
ÉTICA SOSTENIBILIDAD
StartGo Connection
AENOR
AIDIMME
AUREN
BIOFOOD NETWORK
CAIXA POPULAR
CARBON NEUTRAL +
COORDINA
CUBIERTA SOLAR
ENCICLE
ESTRATEGIA Y DIRECCIÓN
FELIDARITY
GAIA GREEN TECH
GÉMINIS TOOLS
GIRSA (Gestión Integral de Residuos Sólidos)
GRUPO INTERZERO
IBERDROLA
IMEDES
INTERCONTROL LEVANTE
ITE (Instituto Tecnológico de la Energía)
JOSE CARLOS FERRER
KREAB
LOMARTOV
MASUNO SOLUCIONES S.L.
MEUS
MOVEA CONSULTING
TSUNAMI CREATIVO
UNITE
VRP ELECTRIC

COLABORADORES

AIMPLAS Instituto Tecnológico del Plástico
AINIA
AMUFOR
ASINDOWN
Asociación para la Economía del Bien Común (EBCONNECTA)
ASPANION
ASUCOVA
AVAESEN
BME
CÁTEDRA BETELGEUX CHRISTEYNS – UCV
CÁTEDRA DE EMPRESA Y HUMANISMO (CEiH)
CE/R+S (Club de Empresas Responsables y Sostenibles)
CEAR – Comisión Española de Ayuda al Refugiado
CLIMATE STRATEGY & PARTNERS
CLUB DE EXCELENCIA EN SOSTENIBILIDAD
COCINA CIRCULAR BY FOOD AND FUN
COCIRCULAR – De Residuos a Oportunidades
CRUZ ROJA
ECOVIDRIO
FARMAMUNDI
FEBF
Felidarity
FEMEVAL
FEVAMA
FORÉTICA
FUNDACIÓN GLOBAL NATURE
Fundación Investigación e Innovación para el Desarrollo Social (FIIDS)
FUNDACIÓN NOVATERRA
IDAI NATURE
ITENE CENTRO TECNOLÓGICO
MANOS UNIDAS VALENCIA
MY ENERGY MAP
PACTO MUNDIAL RED ESPAÑOLA
PROYECTOS EXTRAORDINARIOS
Q’OMER BIOACTIVE
QUIMACOVA
REDIT
SIEA
SUNREUSE ASSOCIATION
THE GRAVITY WAVE
UNICEF
ZUBI LABS