Portal de Sostenibilidad - Empresas que fomentan la producción y el consumo responsable


Empresas que fomentan la producción y el consumo responsable

Empresas que fomentan la producción y el consumo responsable

¿Sabías que muchos de los problemas medioambientales que amenazan hoy al planeta son consecuencia de nuestra forma de consumir?

Si bien las empresas tienen una gran responsabilidad en la solución de esta problemática, los consumidores cargan con más obligaciones de lo que creen.

Existen pequeños gestos que pueden marcar la diferencia, como es el caso del consumo responsable.

Vamos a conocer de qué trata y cómo los negocios pueden contribuir en el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 de la Agenda 2030, una guía para la transición hacia una economía global más verde y solidaria.

Qué es el consumo responsable

Cuando hablamos de consumo responsable nos referimos a la actitud y forma de vivir diferente que implica dos aspectos: consumir menos y que aquello que consumimos sea lo más sostenible posible.

En este sentido, es importante cuestionarse a la hora de comprar, si es prescindible o no, cuáles son tus disponibilidades económicas reales y elegir los productos, no solo por su precio o su calidad, sino por su sentido respetuoso con el medio ambiente.

Además, como sociedad, cada persona debe interiorizar la importancia de gestos sencillos como ahorrar electricidad, calefacción, agua o combustible para hacer que mejore la calidad de vida de la colectividad.

Las características principales del consumo responsable engloban los siguientes aspectos:

  • La ética. Le da prioridad a valores como la responsabilidad y el respeto.
  • La crítica. Implica un trabajo de deconstrucción de creencias impuestas.
  • La conciencia. Lucha contra la moda y la publicidad.
  • La sostenibilidad. Promueve un estilo de vida con menos residuos y respetuoso con el ambiente.
  • La solidaridad. Para garantizar la existencia de las generaciones del futuro.
  • Los beneficios para la salud. Para adoptar hábitos más saludables y fomentar una fuente de bienestar y felicidad.

Tipos de consumo

Durante años se ha hablado que vivimos en una sociedad de consumo. Sin embargo, como en otros aspectos de la vida, existen diferentes tipos.

La idea es que te identifiques dentro de alguno de ellos y enfoques mejor tus acciones para mejorar los hábitos de vida:

  • Consumo responsable. El concepto defiende que los seres humanos deben cambiar sus hábitos para ajustarlos a sus necesidades reales y las del planeta, optando por alternativas que favorezcan el medio ambiente y sobre todo la igualdad social.

Para cumplir con esta visión, las personas deben tomar en cuenta el precio, calidad, las características sociales y laborales del entorno de producción y las consecuencias ecológicas.

  • Consumo sugestionado. La persona que lo practica está influenciada por la publicidad que ha visto o escuchado con anterioridad de forma reiterativa.
  • Consumo impulsivo. El consumidor no evalúa las consecuencias de la compra del producto. Este tipo de acción va en aumento. Lo que hay que hacer es trabajar el autocontrol y la fuerza de voluntad.
  • Consumo experimental. El consumidor vincula la experiencia de compra con emoción, ya que está enfocado en vivir la experiencia o probar productos nuevos. No suele ser fiel a las marcas.
  • Consumo indiferente. Las personas no se fijan en las marcas ni en los anuncios, solo les interesa que el producto cumpla su función y que esté a su alcance económico.
  • Consumo ocasional. Las personas compran otro producto con las mismas características del que utilizan normalmente, pero de diferente marca.
  • Consumo sostenible. Es una forma de consumir bienes y servicios para cubrir las necesidades básicas, pero sin hipotecar el futuro de las próximas generaciones.

¿Qué fomenta la producción y el consumo responsable?

Como ya mencionamos, el consumo responsable es una actitud que lleva a asumir decisiones bien estudiadas sobre los productos que se compran o los servicios que se contratan, tomando en cuenta las consecuencias ambientales, sociales y económicas que esto genera.

Las acciones que realizas en tu entorno son las que promueven esta práctica:

  • Optar por alimentos más frescos y menos procesados. También hay que tomar en cuenta su procedencia, ya que los importados resultan menos sostenibles.
  • Usar sistemas de transporte que no contaminen. En el caso de las distancias cortas, la bicicleta es una buena alternativa. También está el transporte público que utiliza menos energía por pasajero.
  • Premiar a las empresas con compromiso ecológico. También aquellas que funcionan bajo los estándares de calidad, sostenibilidad, participación y precio justo para todos.
  • Reducir el impacto como turistas. Una forma de hacerlo es ayudar a la economía local y buscar alojamiento en lugares que impulsen el respeto hacia el medio ambiente.
  • Elegir el turismo sostenible. Esto significa escoger opciones de viaje que generen mayores beneficios para la población autóctona.
  • Hacer un uso adecuado de los recursos naturales. Para lograrlo puedes comprar bombillas más eficientes, revisar las instalaciones de agua en búsqueda de posibles fugas y repararlas cuanto antes.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al ODS 12?

Las empresas que quieran contribuir con el ODS 12 cuentan con una amplia lista de acciones que ayudan al sector privado a actuar bajo criterios de sostenibilidad:

  • Incorporar el ODS 12 en la visión empresarial.
  • Diseñar los productos y servicios para que usen de forma eficiente la energía y los recursos naturales.
  • Retirar del mercado aquellos productos y servicios que representen un consumo excesivo de energía y recursos naturales.
  • Emplear materiales biodegradables o reciclables o reutilizables.
  • Promover el uso de energías renovables en detrimento de energías fósiles.
  • Fomentar la reutilización hídrica en el modelo de producción.
  • Minimizar la contaminación atmosférica, hídrica, del suelo y acústica en los procesos de fabricación de productos y servicios.
  • Capacitar a los colaboradores, proveedores y cadena de valor sobre prácticas de consumo sostenible.
  • Combatir el desperdicio alimentario en los comedores.
  • Inclinarse por el ecoetiquetado en los productos y servicios.
  • Optar por materiales ecológicos para diseñar los envases de la empresa.
  • Elaborar un informe sobre la memoria de sostenibilidad para informar al entorno sobre las acciones que realiza la empresa para apoyar la sostenibilidad.

Ejemplo de empresas conscientes del consumo responsable

Cada día las marcas y empresas que ofrecen sus productos y servicios son conscientes que es necesario adaptar sus procesos productivos a las nuevas tendencias.

Ahora, el actual consumidor quiere consumir menos y mejor. El cambio de mentalidad influye en sus decisiones de compra y de contratación de servicios.

Así que te dejamos una lista de 3 empresas que han enfocado su modelo de negocio en el consumo responsable:

  • Antic Mallorca. Todos sus bolsos están elaborados con hojas de palmito recogidas y secadas a mano en Mallorca.

Y no solo eso, el trenzado de las piezas lo hacen a mano las Ses Madones de sa Llata, que son mujeres que desde niñas trabajan en el oficio y lo transmiten de generación a generación. El toque especial es el bordado de colores con cintas de algodón.

  • Back to the Roots. Sus prendas son fabricadas en un taller de Bangladesh que cuenta con programas de becas para los hijos de los trabajadores y talleres sobre salud materna.

Cada pieza está elaborada con algodón orgánico y un poco de poliéster reciclado para que sean cómodas y resistentes.

También promueven el plan “Tu Elements Hoodie” que consiste en plantar dos árboles en el Amazonas y así rescatar la Reserva Nacional Tambopata, una área natural protegida del Perú.

  • Clotsy. Es una tienda de ropa ecológica y moda sostenible online.

Las prendas se fabrican en talleres locales de España y Portugal bajo la filosofía del cuidado al planeta, personas y animales.

Para ello se utilizan algodón orgánico, botellas de plástico recicladas, posos de café reciclados, lino, tencel.

Una parte de las ganancias son donadas para ayudar a limpiar playas, reforestar la Península, salvar vidas animales, entre otras acciones.

¿Qué se puede hacer para evitar el consumismo?

Para huir del consumismo y de estos estilos de vida consumo-dependientes se pueden aplicar una serie de consejos prácticos:

  • Tomar conciencia de los detonantes del consumo, ya sea porque es barato, el ocio o para suplir alguna carencia.
  • Consumir solo lo necesario. Esto no significa renunciar a los bienes materiales sino a aquellos que son superficiales.
  • Huir de la inmediatez que dan las nuevas tecnologías para la compra de productos y servicios.
  • Desmercantilizar la vida y el consumo. Tiene que ver con desmontar las falsas visiones mercantiles que presentan como soluciones instantáneas.
  • Ampliar el horizonte y desplazar el “poseer” por “ser” que en realidad es una de las claves de la felicidad.
  • Amar más al planeta y las demás personas, de esta manera puedes minimizar los bienes o servicios que provocan daño al entorno y a las futuras generaciones.

Como ya sabes, el progreso continúa degradando el medio ambiente y llevando al peligro la supervivencia del planeta.

A este ritmo el panorama no es nada alentador. Se necesitarán tres planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los estilos de vida actuales en 2050.

Como el consumo y la producción global dependen directamente de los recursos naturales, significa que estos deben emplearse de una manera más eficiente.

Es por esto que es necesario mantener la promoción de acciones globales y urgentes para asegurar patrones sostenibles.

 

Articulo realizado en el marco del proyecto: Socializarse, financiado por la Secretaría Autonómica de Presidencia de la Generalitat Valenciana.

Comparte en tus redes sociales:

¿Eres un patrocinador de soluciones de sostenibilidad y quieres aparecer en este portal?

¿Eres una empresa y no encuentras lo que estás buscando?


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe cada dos semanas todas las novedades sobre sostenibilidad empresarial.

PATROCINADORES

BANCO SABADELL
ECOEMBES
ÉTICA SOSTENIBILIDAD
StartGo Connection
AENOR
AIDIMME
AUREN
BIOFOOD NETWORK
CAIXA POPULAR
CARBON NEUTRAL +
COORDINA
CUBIERTA SOLAR
ENCICLE
ESTRATEGIA Y DIRECCIÓN
FELIDARITY
GAIA GREEN TECH
GÉMINIS TOOLS
GIRSA (Gestión Integral de Residuos Sólidos)
GRUPO INTERZERO
IBERDROLA
IMEDES
INTERCONTROL LEVANTE
ITE (Instituto Tecnológico de la Energía)
JOSE CARLOS FERRER
KREAB
LOMARTOV
MASUNO SOLUCIONES S.L.
MEUS
MOVEA CONSULTING
TSUNAMI CREATIVO
UNITE
VRP ELECTRIC

COLABORADORES

AIMPLAS Instituto Tecnológico del Plástico
AINIA
AMUFOR
ASINDOWN
Asociación para la Economía del Bien Común (EBCONNECTA)
ASPANION
ASUCOVA
AVAESEN
BME
CÁTEDRA BETELGEUX CHRISTEYNS – UCV
CÁTEDRA DE EMPRESA Y HUMANISMO (CEiH)
CE/R+S (Club de Empresas Responsables y Sostenibles)
CEAR – Comisión Española de Ayuda al Refugiado
CLIMATE STRATEGY & PARTNERS
CLUB DE EXCELENCIA EN SOSTENIBILIDAD
COCINA CIRCULAR BY FOOD AND FUN
COCIRCULAR – De Residuos a Oportunidades
CRUZ ROJA
ECOVIDRIO
FARMAMUNDI
FEBF
Felidarity
FEMEVAL
FEVAMA
FORÉTICA
FUNDACIÓN GLOBAL NATURE
Fundación Investigación e Innovación para el Desarrollo Social (FIIDS)
FUNDACIÓN NOVATERRA
IDAI NATURE
ITENE CENTRO TECNOLÓGICO
MANOS UNIDAS VALENCIA
MY ENERGY MAP
PACTO MUNDIAL RED ESPAÑOLA
PROYECTOS EXTRAORDINARIOS
Q’OMER BIOACTIVE
QUIMACOVA
REDIT
SIEA
SUNREUSE ASSOCIATION
THE GRAVITY WAVE
UNICEF
ZUBI LABS